Tratamiento de residuos especiales

En este módulo los alumnos asumen el papel de ingenieros de una consultoría medioambiental a los que se les plantea la necesidad de decidir cuál es la mejor manera de tratar una disolución residual que contiene cobre, generada por el cierre de una empresa de galvanotecnia. Comparan los métodos de dilución, sustitución, precipitación e inertización, en cuanto a su efectividad, coste e impacto ambiental.

El módulo va dirigido a los alumnos de la Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.). Su duración es de 12 a 14 períodos de clase.

Durante la realización de las 7 actividades de que consta el módulo, los alumnos:

• Utilizan la disolución de cloruro de cobre (II) para recubrir un clip de níquel y se les plantea el problema del tratamiento de la disolución usada, que contiene un metal tóxico.

• Determinan el volumen de agua que necesitan para diluir una cantidad dada de disolución residual de cloruro de cobre (II), teniendo en cuenta la normativa sobre aguas de una hipotética localidad. Realizan un test para determinar la presencia de iones de cobre en disolución.

• Investigan el uso del aluminio como método para recuperar el cobre. Se produce una reacción de sustitución.

• Investigan si otros metales pueden recuperar el cobre tal como lo ha hecho el aluminio, y determinan cuál es el más efectivo. Además tienen en cuenta el coste y la toxicidad de los mismos para decidir cuál es el más adecuado.

• Observan y separan el precipitado sólido que se produce al mezclar la disolución residual de cloruro de cobre (II) con otras. Determinan cuál de las reacciones de precipitación es más efectiva para eliminar los iones de cobre. Posteriormente, simulan los efectos de la lluvia ácida sobre los precipitados depositados en un vertedero imaginario.

• Realizan la inertización de los iones de cobre de la disolución residual con cemento Portland y silicato de sodio. Investigan el grado de lixiviación de los iones de cobre provocado por una lluvia ácida imaginaria.

• Comparan las ventajas e inconvenientes de cada método estudiado en relación con el destino final del residuo, la facilidad de realización del proceso, el coste y las cuestiones generales relacionadas con el medio.

Para la realización del módulo son necesarias 8 pilas eléctricas de 9v y las BANDEJAS APQUA, no incluidas en el equipo y que se obtienen aparte. Pueden utilizarse las bandejas del módulo “Disoluciones y Contaminación”. El módulo se ofrece dispuesto para su uso inmediato con el material suficiente para ser utilizado 5 veces con 32 alumnos. Incluye la guía del profesor. El material se presenta en dos cajas diseñadas para facilitar su utilización y su posterior almacenaje.